La calefacción de gas se presenta este invierno como una alternativa de lo más atractiva, pero hay que tener mucho cuidado antes de decidirse por este sistema de calefacción y ACS, ya que hay casos en los que, es mucho mejor decantarnos por otro sistema de calefacción.

En este post analizaremos los puntos más importantes a tener en cuenta, con el objetivo de tomar una decisión acertada tanto en el sistema de calefacción a instalar como en la elección del tipo de caldera de gas, si este fuera el caso.

El siguiente análisis esta enfocado en Zonas climáticas donde se requiere tanto calefacción como Aire acondicionado.

Para simplificar el proceso de elección del sistema más adecuado, empezaríamos descartando los siguientes casos en los cuales no recomendamos poner calderas de gas:

  • Viviendas con suelo radiante: en el caso de que tenga una instalación de suelo radiante, no debería tener ninguna duda en decantarse por un sistema de aerotermia Climatización con Altherma.  Eso si, tenga en cuenta que no todos son iguales y hay muchas maneras de configurarlo, para lo cual conviene que se dirija a una empresa con experiencia y que lo pueda demostrar con referencias de clientes satisfechos.
  • Viviendas que no tienen acceso a gas canalizado: Si su vivienda no tiene acceso a gas canalizado a corto plazo, no le recomendamos pensar en una caldera de gas, ya que los sistemas con depósitos o botellas son caros de mantener y muy engorrosos, para estos casos hay otras alternativas muy eficientes, pero sería conveniente analizar el caso en concreto  para lo cual puede contactar con nosotros y le estudiamos su caso de forma personalizada.
  • Viviendas en edificios con calefacción centralizada: En este caso lo que recomendamos es que no ponga un sistema individualizado de gas o de cualquier otro,  y que mantenga el sistema de calefacción central, eso si instalando un reparto de costes de calefacción con sistema de lecturas y facturación homologado, si esta pensando en poner una caldera de gas individual y desligarse de la calefacción central del edificio, puede ser un grave error, le recomendamos antes de dar este paso informarse bien de las consecuencias, en este caso le recomendamos que lea  reparto de costes de calefacción

Una vez que tenemos estas opciones descartadas nos centramos en una vivienda tipo en la que el gas podría ser una de las mejores opciones.

Como hemos dicho anteriormente, insisto, partimos de la base que estamos pensando en viviendas que no pertenezcan a ningún sistema de calefacción colectivo o centralizado, ya que en este caso la mejor opción sin lugar a dudas es la instalación de un sistema de reparto de costes homologado y fiable. Con el dinero que se ahorra por el simple hecho de instalar este sistema, podemos mejorar la eficiencia de dicho sistema cambiando a gas, zonificando los radiadores, etc. Todo esto sin tener que gastar ni un céntimo extra,  en este caso le recomendamos que lea Reparto de costes de calefacción

Recordamos que para este análisis, también partimos de la base que la vivienda tiene acceso a gas canalizado, ya que la opción de gas con depósito centralizado no la contemplamos por su alto precio en el consumo.

Lo primero a tener en cuenta es el sistema de distribución del calor, no es lo mismo tener radiadores, suelo radiante, fan coil. También es muy importante la zona climática, y si vamos a necesitar enfriar la vivienda en verano.  Otro factor a tener en cuenta es el uso que hagamos de la vivienda, no es lo mismo una vivienda de uso habitual que una vivienda vacacional o para alquiler.

Ejemplo vivienda Nº1 : Este puede ser un tipo de vivienda ideal para instalar calefacción por gas.

Zona Climática: Interior (Fría en invierno ,Calurosa en Verano)

Tipo de Vivienda: en Bloque

M2:120

Uso de la vivienda: Habitual

Tipo de Pre instalación: Radiadores

Solución:

Opción A: Para este tipo de vivienda, independientemente que pueda tener preinstalación de climatización, el sistema de gas es la opción más recomendable, por el coste bajo coste de instalación, bajo coste en mantenimiento, y alto confort que nos aporta la distribución de calor por radiadores.

Opcion B: Si la vivienda ademas de los radiadores, dispone de una preinstalacion de climatización, también sería una buena opción instalar un sistema de aerotermia (bomba de calor) de alto rendimiento, con split multisplit conductos, etc, ya que con un sólo sistema podríamos tener la vivienda climatizada tanto en invierno como en verano, en este caso el costo de mantenimiento sería similar al del gas, pero en modo de calefacción con aire no sería tan confortable como con radiadores, salvo que como hemos dicho antes, dispongamos de un sistema de suelo radiante en cuyo caso el mejor sistema sin lugar a dudas es la aerotermia a baja temperatura con suelo radiante refrescante, en este caso le recomendamos visitar Climatización con Altherma.

Una vez que vemos si nuestra vivienda se aproxima a la vivienda tipo del ejemplo, nos quedaría ver cual sería la mejor caldera a elegir.

Elección de la Caldera de Gas:

De las opciones que hay en el mercado sin lugar a duda es la de caldera de gas por condensación a baja temperatura. Principalmente por el gran ahorro que se obtiene frente al resto de calderas, pero también porque permite modular en función de la temperatura interior y temperatura exterior, lo que repercute en un mayor confort además de la eficiencia que se consigue la cual repercute en un mayor ahorro.

Muy Importante a tener en cuenta antes de instalar una caldera de gas por condensación.

  • En la mayor parte de los casos, las calderas de gas por condensación disponen de unos intercambiadores con pasos de agua muy finos y que es frecuente que se puedan taponar por impurezas contenidas en los circuitos de la calefacción. Al producirse estos arranques se produce un sobrecalentamiento en este punto, lo que origina la rotura del intercambiador y por consiguiente la sustitución del mismo, el problema es que el coste de la sustitución viene a ser parecido al de una caldera nueva, con el consiguiente disgusto del cliente que termina pensando que la caldera tiene un defecto, cuando el defecto es de una instalación que no se ha preparado para el funcionamiento de este tipo de calderas. Este problema es mucho más frecuente de lo que pueda parecer, de echo, nos hemos encontrado muchos casos en los que los vecinos terminan descartando las calderas de condensación.
  • La solución pasa por hacer una buena limpieza de la instalación existente antes de instalar la caldera, y nosotros recomendamos la instalación de unos filtros antes de la caldera que se revisen anualmente. Con este sencillo mantenimiento evitamos averías muy costosas
  • Lo mejor es instalar una caldera que no tenga este tipo de intercambiador, aunque hay pocas calderas en el mercado con un intercambiador que no tiene estos inconvenientes, las hay, y merece la pena apostar por ellas ya que además de evitar estas averías, también son calderas muy eficientes.
  • Sondas de control, otro problema muy frecuente es que nos encontramos de forma habitual, es que se instalan calderas de gas por condensación sin sonda exterior, con lo cual perdemos casi la totalidad de la eficiencia de la caldera, la sonda exterior de la caldera de gas por condensación, nos permite poder elegir un rango de programas eficientes que lleva incorporados la caldera de gas por condensación para poder condensar y adaptar la temperatura del agua a la temperatura ideal de funcionamiento de forma que se pueda conseguir calentar la vivienda con el menor gasto posible de gas.

Recomendaciones:

Uno de los puntos al que menos importancia se le da, es donde más ahorro y confort se puede obtener, me refiero a los radiadores.

En prácticamente la totalidad de las instalaciones de calefacción con radiadores la temperatura de de confort se controla en una sola zona, esta suele ser el salon.

Con esta forma de controlar la temperatura estamos tirando mas del 40% de la energía que producimos, con lo que la pregunta es ¿para que nos complicamos tanto en buscar un sistema que nos ahorra un 20% cuando luego tiramos el 40%?. Si ponemos el termostato del Salón a 21º ¿quiere esto decir que toda la vivienda estará a 21º? por su puesto que no, cada zona tendrá una temperatura en función de la orientación, aislamiento, uso, etc.

Si además disponemos de un programador y ponemos la calefacción 5 horas ¿quiere esto decir que vamos a utilizar toda la casa al mismo tiempo durante esas 5 horas?. Normalmente no se utilizan todas las habitaciones al mismo tiempo, ni tampoco necesitamos la misma temperatura en todas las habitaciones, ni durante todo el tiempo. Por ejemplo, en un dormitorio no hace falta la misma temperatura cuando nos vamos a acostar, cuando estamos durmiendo, cuando nos vamos a levantar, cuando estamos ventilando, cuando se estudia, cuando está vacía, cuando le da el sol o cuando no le da, con todas estas variables ¿cual seria la solución? 

  • La solución ideal es que cada radiador funcionase de forma independiente en el que se pueda regular la temperatura, las horas de funcionamiento etc, incluso detectar si hay alguna ventana abierta.

Esto que en un principio puede parecer complicado, es muy sencillo de instalar y de manejar, incluso lo puede hacer desde su propio teléfono móvil, ordenador o tablet.

Con este sencillo sistema, ademas de ahorrar más del 40% del consumo, hará que su vivienda sea más confortable, y podrá tener más horas de calefacción sin incrementar el consumo. Puedes conocer mas Información sobre zonificación de radiadores pulsando este enlace.

Si has llegado hasta aquí y sigues teniendo alguna duda, escríbeme y estaré encantado de ayudarte en tu caso concreto en correo info@garciaguirado.com